Semillas de Conciencia para Un Mundo Mejor

La paz verdadera viene del interior

La paz verdadera viene del interior

“Los humanos creen que cambiando o suprimiendo algo o a alguien externo que les perturba, tendrán paz. Y aquí se equivocan. Porque la paz es un estado que se debe primero instalar en uno mismo.

No os imaginéis que finalmente encontraréis la paz cambiando de marido o esposa, de apartamento, de amigos, de oficio, de país, de religión, etc. La paz no depende de estos cambios. Una cierta tranquilidad, un respiro, sí, puede ser. Pero poco tiempo después, otros tormentos vendrán a asaltaros. Comprended que estar en paz depende exclusivamente de vuestra capacidad para poner orden en vuestra vida psíquica. Incorporad esos cambios y podréis permanecer con las mismas personas, en los mismos lugares, luchando con las mismas dificultades, nada podrá ya turbaros. Porque la paz verdadera viene del interior, fluye y os invade a pesar de las turbulencias y las agitaciones del mundo exterior. Es como un río de luz que viene de las alturas e invade vuestro ser. ”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

 

 

 

La Carta de la Tierra

La Carta de la Tierra

Carta de la Tierra es una declaración de principios pertinentes para lograr la sostenibilidad y el bienestar social con igualdad de oportunidades. Para ello integra los derechos humanos con los derechos del planeta y la Comunidad de Vida para exponer una visión del mundo y unos principios que nos guíen hacia un mundo más justo, sostenible, solidario y pacífico.

A diferencia de otras propuestas anteriores con similares objetivos, Carta de la Tierra nace como una iniciativa de la Naciones Unidas, pero se desarrolló y finalizó como una iniciativa de la sociedad civil. Esto lo convierte en el primer documento internacional que no ha sido redactado por una institución pública o un grupo reducido de expertos hacia el pueblo, sino que fue creada por el pueblo durante un largo periodo de consulta y redacción internacional de una década, desde tribus indígenas hasta expertos en diferentes materias participaron de este periodo. Por lo tanto, la Carta de la Tierra es producto de un diálogo intercultural que perseguía dar respuesta a la pregunta: ¿Cuáles son los valores y principios que nos pueden guiar como humanidad hacia la construcción de una sociedad más solidaria, justa, sostenible y pacífica? Durante este largo diálogo resaltó la importancia de elegir bien las palabras y se tuvo muy en cuenta también elegir bien dónde ubicarlas, lo que conllevó varios borradores antes de su presentación.

En el año 2000, se concluyó el documento y la Comisión de la Carta de la Tierra, una entidad internacional independiente, la dio a conocer públicamente como una carta de los pueblos, durante una ceremonia el 29 de junio en el Palacio de Paz, en la Haya, Holanda.

Este documento-proceso, con su preámbulo, sus 4 pilares y sus principios, busca inspirar en todas las personas un nuevo sentido de pertenencia e interdependencia global y de responsabilidad universal para el bienestar de toda la familia humana, de la gran comunidad de vida y de las futuras generaciones. Su última parte, “El camino hacia adelante”, es un llamado a la acción responsable individual, afirmando que este proceso requerirá de un cambio de mentalidad y de corazón, y que todas y todos tenemos un papel vital que cumplir.

Su última frase recoge varios valores e intenciones principales a modo de conclusión:

“Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida.”

Sergio Ramírez

Fundación Valores

CARTA DE LA TIERRA

PREÁMBULO

Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, en el cual la humanidad debe elegir su futuro. A medida que el mundo se vuelve cada vez más interdependiente y frágil, el futuro depara, a la vez, grandes riesgos y grandes promesas. Para seguir adelante, debemos reconocer que, en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad terrestre con un destino común. Debemos unirnos para crear una sociedad global sostenible fundada en el respeto hacia la naturaleza, los derechos humanos universales, la justicia económica y una cultura de paz. En torno a este fin, es imperativo que nosotros, los pueblos de la Tierra, declaremos nuestra responsabilidad unos hacia otros, hacia la gran comunidad de la vida y hacia las generaciones futuras.

La Tierra, nuestro hogar

La humanidad es parte de un vasto universo evolutivo. La Tierra, nuestro hogar, está viva con una comunidad singular de vida. Las fuerzas de la naturaleza promueven a que la existencia sea una aventura exigente e incierta, pero la Tierra ha brindado las condiciones esenciales para la evolución de la vida. La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la humanidad dependen de la preservación de una biosfera saludable, con todos sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras fértiles, aguas puras y aire limpio. El medio ambiente global, con sus recursos finitos, es una preocupación común para todos los pueblos. La protección de la vitalidad, la diversidad y la belleza de la Tierra es un deber sagrado.

La situación global

Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. Las comunidades están siendo destruidas. Los beneficios del desarrollo no se comparten equitativamente y la brecha entre ricos y pobres se está ensanchando. La injusticia, la pobreza, la ignorancia y los conflictos violentos se manifiestan por doquier y son la causa de grandes sufrimientos. Un aumento sin precedentes de la población humana ha sobrecargado los sistemas ecológicos y sociales. Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados. Estas tendencias son peligrosas, pero no inevitables.

Los retos venideros

La elección es nuestra: formar una sociedad global para cuidar la Tierra y cuidarnos unos a otros o arriesgarnos a la destrucción de nosotros mismos y de la diversidad de la vida. Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida. Debemos darnos cuenta de que, una vez satisfechas las necesidades básicas, el desarrollo humano se refiere primordialmente a ser más, no a tener más. Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y para reducir nuestros impactos sobre el medio ambiente. El surgimiento de una sociedad civil global, está creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y humanitario. Nuestros retos ambientales, económicos, políticos, sociales y espirituales, están interrelacionados y juntos podemos proponer y concretar soluciones comprensivas.

Responsabilidad Universal

Para llevar a cabo estas aspiraciones, debemos tomar la decisión de vivir de acuerdo con un sentido de responsabilidad universal, identificándonos con toda la comunidad terrestre, al igual que con nuestras comunidades locales. Somos ciudadanos de diferentes naciones y de un solo mundo al mismo tiempo, en donde los ámbitos local y global, se encuentran estrechamente vinculados. Todos compartimos una responsabilidad hacia el bienestar presente y futuro de la familia humana y del mundo viviente en su amplitud. El espíritu de solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza.

Necesitamos urgentemente una visión compartida sobre los valores básicos que brinden un fundamento ético para la comunidad mundial emergente. Por lo tanto, juntos y con una gran esperanza, afirmamos los siguientes principios interdependientes, para una forma de vida sostenible, como un fundamento común mediante el cual se deberá guiar y valorar la conducta de las personas, organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales.

PRINCIPIOS

I. Respeto y Cuidado de la Comunidad de la Vida

  1. Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad
    1. Reconocer que todos los seres son interdependientes y que toda forma de vida tiene valor, independientemente de su utilidad para los seres humanos.
    2. Afirmar la fe en la dignidad inherente a todos los seres humanos y en el potencial intelectual, artístico, ético y espiritual de la humanidad.
  2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.
    1. Aceptar que el derecho a poseer, administrar y utilizar los recursos naturales conduce hacia el deber de prevenir daños ambientales y proteger los derechos de las personas.
    2. Afirmar, que a mayor libertad, conocimiento y poder, se presenta una correspondiente responsabilidad por promover el bien común.
  3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas, sostenibles y pacíficas
    1. Asegurar que las comunidades, a todo nivel, garanticen los derechos humanos y las libertades fundamentales y brinden a todos la oportunidad de desarrollar su pleno potencial.
    2. Promover la justicia social y económica, posibilitando que todos alcancen un modo de vida seguro y digno, pero ecológicamente responsable.
  4. Asegurar que los frutos y la belleza de la Tierra se preserven para las generaciones presentes y futuras.
    1. Reconocer que la libertad de acción de cada generación se encuentra condicionada por las necesidades de las generaciones futuras.
    2. Transmitir a las futuras generaciones valores, tradiciones e instituciones, que apoyen la prosperidad a largo plazo, de las comunidades humanas y ecológicas de la Tierra.

Para poder realizar estos cuatro compromisos generales, es necesario:

II. Integridad Ecológica

  1. Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra, con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que sustentan la vida.
    1. Adoptar, a todo nivel, planes de desarrollo sostenible y regulaciones que permitan incluir la conservación y la rehabilitación ambientales, como parte integral de todas las iniciativas de desarrollo.
    2. Establecer y salvaguardar reservas viables para la naturaleza y la biosfera, incluyendo tierras silvestres y áreas marinas, de modo que tiendan a proteger los sistemas de soporte a la vida de la Tierra, para mantener la biodiversidad y preservar nuestra herencia natural.
    3. Promover la recuperación de especies y ecosistemas en peligro.
    4. Controlar y erradicar los organismos exógenos o genéticamente modificados, que sean dañinos para las especies autóctonas y el medio ambiente; y además, prevenir la introducción de tales organismos dañinos.
    5. Manejar el uso de recursos renovables como el agua, la tierra, los productos forestales y la vida marina, de manera que no se excedan las posibilidades de regeneración y se proteja la salud de los ecosistemas.
    6. Manejar la extracción y el uso de los recursos no renovables, tales como minerales y combustibles fósiles, de forma que se minimice su agotamiento y no se causen serios daños ambientales.
  2. Evitar dañar como el mejor método de protección ambiental y cuando el conocimiento sea limitado, proceder con precaución.
    1. Tomar medidas para evitar la posibilidad de daños ambientales graves o irreversibles, aun cuando el conocimiento científico sea incompleto o inconcluso.
    2. Imponer las pruebas respectivas y hacer que las partes responsables asuman las consecuencias de reparar el daño ambiental, principalmente para quienes argumenten que una actividad propuesta no causará ningún daño significativo.
    3. Asegurar que la toma de decisiones contemple las consecuencias acumulativas, a largo término, indirectas, de larga distancia y globales de las actividades humanas.
    4. Prevenir la contaminación de cualquier parte del medio ambiente y no permitir la acumulación de sustancias radioactivas, tóxicas u otras sustancias peligrosas.
    5. Evitar actividades militares que dañen el medio ambiente.
  3. Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar comunitario.
    1. Reducir, reutilizar y reciclar los materiales usados en los sistemas de producción y consumo y asegurar que los desechos residuales puedan ser asimilados por los sistemas ecológicos.
    2. Actuar con moderación y eficiencia al utilizar energía y tratar de depender cada vez más de los recursos de energía renovables, tales como la solar y eólica.
    3. Promover el desarrollo, la adopción y la transferencia equitativa de tecnologías ambientalmente sanas.
    4. Internalizar los costos ambientales y sociales totales de bienes y servicios en su precio de venta y posibilitar que los consumidores puedan identificar productos que cumplan con las más altas normas sociales y ambientales.
    5. Asegurar el acceso universal al cuidado de la salud que fomente la salud reproductiva y la reproducción responsable.
    6. Adoptar formas de vida que pongan énfasis en la calidad de vida y en la suficiencia material en un mundo finito.
  4. Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido
    1. Apoyar la cooperación internacional científica y técnica sobre sostenibilidad, con especial atención a las necesidades de las naciones en desarrollo.
    2. Reconocer y preservar el conocimiento tradicional y la sabiduría espiritual en todas las culturas que contribuyen a la protección ambiental y al bienestar humano.
    3. Asegurar que la información de vital importancia para la salud humana y la protección ambiental, incluyendo la información genética, esté disponible en el dominio público.

III. Justicia Social y Económica

    1. Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental
      1. Garantizar el derecho al agua potable, al aire limpio, a la seguridad alimenticia, a la tierra no contaminada, a una vivienda y a un saneamiento seguro, asignando los recursos nacionales e internacionales requeridos.
      2. Habilitar a todos los seres humanos con la educación y con los recursos requeridos para que alcancen un modo de vida sostenible y proveer la seguridad social y las redes de apoyo requeridos para quienes no puedan mantenerse por sí mismos.
      3. Reconocer a los ignorados, proteger a los vulnerables, servir a aquellos que sufren y posibilitar el desarrollo de sus capacidades y perseguir sus aspiraciones.
    2. Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel, promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.
      1. Promover la distribución equitativa de la riqueza dentro de las naciones y entre ellas.
      2. Intensificar los recursos intelectuales, financieros, técnicos y sociales de las naciones en desarrollo y liberarlas de onerosas deudas internacionales.
      3. Asegurar que todo comercio apoye el uso sostenible de los recursos, la protección ambiental y las normas laborales progresivas.
      4. Involucrar e informar a las corporaciones multinacionales y a los organismos financieros internacionales para que actúen transparentemente por el bien público y exigirles responsabilidad por las consecuencias de sus actividades.
    3. Afirmar la igualdad y equidad de género como prerrequisitos para el desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, el cuidado de la salud y la oportunidad económica.
      1. Asegurar los derechos humanos de las mujeres y las niñas y terminar con toda la violencia contra ellas.
      2. Promover la participación activa de las mujeres en todos los aspectos de la vida económica, política, cívica, social y cultural, como socias plenas e iguales en la toma de decisiones, como líderes y como beneficiarias.
      3. Fortalecer las familias y garantizar la seguridad y la crianza amorosa de todos sus miembros.
    4. Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.
      1. Eliminar la discriminación en todas sus formas, tales como aquellas basadas en la raza, el color, el género, la orientación sexual, la religión, el idioma y el origen nacional, étnico o social.
      2. Afirmar el derecho de los pueblos indígenas a su espiritualidad, conocimientos, tierras y recursos y a sus prácticas vinculadas a un modo de vida sostenible.
      3. Honrar y apoyar a los jóvenes de nuestras comunidades, habilitándolos para que ejerzan su papel esencial en la creación de sociedades sostenibles.
      4. Proteger y restaurar lugares de importancia que tengan un significado cultural y espiritual.

IV. Democracia, No Violencia y Paz

      1. Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia
        1. Sostener el derecho de todos a recibir información clara y oportuna sobre asuntos ambientales, al igual que sobre todos los planes y actividades de desarrollo que los pueda afectar o en los que tengan interés.
        2. Apoyar la sociedad civil local, regional y global y promover la participación significativa de todos los individuos y organizaciones interesados en la toma de decisiones.
        3. Proteger los derechos a la libertad de opinión, expresión, reunión pacífica, asociación y disensión.
        4. Instituir el acceso efectivo y eficiente de procedimientos administrativos y judiciales independientes, incluyendo las soluciones y compensaciones por daños ambientales y por la amenaza de tales daños.
        5. Eliminar la corrupción en todas las instituciones públicas y privadas.
        6. Fortalecer las comunidades locales, habilitándolas para que puedan cuidar sus propios ambientes y asignar la responsabilidad ambiental en aquellos niveles de gobierno en donde puedan llevarse a cabo de manera más efectiva.
      2. Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible.
        1. Brindar a todos, especialmente a los niños y los jóvenes, oportunidades educativas que les capaciten para contribuir activamente al desarrollo sostenible.
        2. Promover la contribución de las artes y de las humanidades, al igual que de las ciencias, para la educación sobre la sostenibilidad.
        3. Intensificar el papel de los medios masivos de comunicación en la toma de conciencia sobre los retos ecológicos y sociales.
        4. Reconocer la importancia de la educación moral y espiritual para una vida sostenible.
      3. Tratar a todos los seres vivientes con respeto y consideración
        1. Prevenir la crueldad contra los animales que se mantengan en las sociedades humanas y protegerlos del sufrimiento.
        2. Proteger a los animales salvajes de métodos de caza, trampa y pesca, que les causen un sufrimiento extremo, prolongado o evitable.
        3. Evitar o eliminar, hasta donde sea posible, la toma o destrucción de especies por simple diversión, negligencia o desconocimiento.
      4. Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.
        1. Alentar y apoyar la comprensión mutua, la solidaridad y la cooperación entre todos los pueblos tanto dentro como entre las naciones.
        2. Implementar estrategias amplias y comprensivas para prevenir los conflictos violentos y utilizar la colaboración en la resolución de problemas para gestionar y resolver conflictos ambientales y otras disputas.
        3. Desmilitarizar los sistemas nacionales de seguridad al nivel de una postura de defensa no provocativa y emplear los recursos militares para fines pacíficos, incluyendo la restauración ecológica.
        4. Eliminar las armas nucleares, biológicas y tóxicas y otras armas de destrucción masiva.
        5. Asegurar que el uso del espacio orbital y exterior apoye y se comprometa con la protección ambiental y la paz.
        6. Reconocer que la paz es la integridad creada por relaciones correctas con uno mismo, otras personas, otras culturas, otras formas de vida, la Tierra y con el todo más grande, del cual somos parte.

EL CAMINO HACIA ADELANTE

Como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo. Tal renovación es la promesa de estos principios de la Carta de la Tierra. Para cumplir esta promesa, debemos comprometernos a adoptar y promover los valores y objetivos en ella expuestos.

El proceso requerirá un cambio de mentalidad y de corazón; requiere también de un nuevo sentido de interdependencia global y responsabilidad universal. Debemos desarrollar y aplicar imaginativamente la visión de un modo de vida sostenible a nivel local, nacional, regional y global. Nuestra diversidad cultural es una herencia preciosa y las diferentes culturas encontrarán sus propias formas para concretar lo establecido. Debemos profundizar y ampliar el diálogo global que generó la Carta de la Tierra, puesto que tenemos mucho que aprender en la búsqueda colaboradora de la verdad y la sabiduría.

La vida a menudo conduce a tensiones entre valores importantes. Ello puede implicar decisiones difíciles; sin embargo, se debe buscar la manera de armonizar la diversidad con la unidad; el ejercicio de la libertad con el bien común; los objetivos de corto plazo con las metas a largo plazo. Todo individuo, familia, organización y comunidad, tiene un papel vital que cumplir. Las artes, las ciencias, las religiones, las instituciones educativas, los medios de comunicación, las empresas, las organizaciones no gubernamentales y los gobiernos, están llamados a ofrecer un liderazgo creativo. La alianza entre gobiernos, sociedad civil y empresas, es esencial para la gobernabilidad efectiva.

Con el objeto de construir una comunidad global sostenible, las naciones del mundo deben renovar su compromiso con las Naciones Unidas, cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales existentes y apoyar la implementación de los principios de la Carta de la Tierra, por medio de un instrumento internacional legalmente vinculante sobre medio ambiente y desarrollo.

Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida.

PARA SABER MÁS 

 

 

 

 

Meditación, la ciencia de la Paz

Meditación, la ciencia de la Paz

En todas partes del mundo las personas emergen a la consciencia de que meditar es esencial para llevar una vida sana y plena. Existen muchas y muy diversas escuelas y líneas, ¿cómo saber qué método es adecuado? ¿Cómo diferenciar la verdadera meditación de la simple relajación, de las ensoñaciones y de las programaciones mentales para lograr deseos?

 

Si es meditación transforma la vida. Si es meditación, se produce una interiorización que permite el autoconocimiento; conocerse es la llave que abre todas las puertas del cambio. Meditar es trabajar amorosamente con uno mismo, es aprender a utilizar nuestra mente hacia adentro para quitar el excesivo énfasis a los cinco sentidos y el mundo exterior, y dirigirnos hacia nuestro verdadero yo.

 

Meditar es ir del mundo de los efectos al mundo de las causas. En el mundo de las causas tenemos poder de ordenar, de sanar, de sanarnos. El poder de crearnos y así crear un mundo mejor.

 

¿No será quizás un poco idealista creer que podemos transformar la vida? podríamos preguntarnos. ¿Hasta dónde podemos cambiar? podríamos cuestionarnos, habida cuenta de los condicionamientos genéticos, culturales, familiares y las programaciones recibidas en la infancia… Las neurociencias demuestran en sus estudios más avanzados que el cerebro puede transformarse, a esa capacidad de cambio se la denomina neuroplasticidad.  Pero no sólo el cerebro cambia, los átomos son sensibles al campo eléctrico y al campo magnético, si cualquiera de los dos cambia, el átomo cambia. Lo que se ha demostrado en los estudios del Heart Math Institute (Instituto de las Matemáticas del Corazón) es que el corazón es el órgano eléctricamente más potente del cuerpo (100 veces más que el cerebro) y es también el órgano magnéticamente más potente (5000 veces más que el cerebro). En la meditación se accede a sentimientos de paz que son en la geometría energética equivalentes a un funcionamiento coherente del corazón, que emite un campo electro magnético armónico que literalmente modifica todo el organismo y la irradiación que de él emana.

 

Lo de la irradiación importa… Algunas personas son emisores de paz, literalmente están emanando una irradiación armónica que toca a todo aquel que entra en contacto con ellos. En su presencia se siente confianza. En su presencia se puede hablar, o no hablar, en todo caso se da una sensación inmediata de bienestar, de armonía, de calma.

 

Esas personas han trabajado por lograr el silencio en el plano mental y emocional. El mundo interior de las personas que no han realizado el trabajo de aquietar sus emociones y su mente es en cambio, semejante a una plaza pública en donde mucha gente se manifiesta y protesta a la vez por cuestiones distintas. En medio de esas discusiones, reivindicaciones y revueltas, es imposible escuchar la voz de la sabiduría. Sin sabiduría tomamos decisiones incorrectas, afectamos negativamente a nuestro entorno y seguimos sufriendo.

 

La sabiduría es uno de los atributos esenciales de nuestra alma. El amor es otro. Si decidiéramos meditar y ordenar nuestra forma de vida, nuestro cuerpo y nuestro sistema nervioso se irían refinando, se volverían gradualmente más sutiles y seríamos capaces de manifestar las cualidades del alma.

 

Meditar es enraizarnos en nuestro propio ser. Es zambullirnos en un lugar que nos permite experimentar la seguridad, la sensación de pertenencia, la paz y la belleza.

 

La seguridad de estar en el lugar apropiado y el momento apropiado para aprender exactamente lo que necesitamos aprender. La seguridad de que cuando aprendemos las circunstancias cambian. Siempre.

 

La sensación de pertenencia que se deriva de la percepción correcta del mundo, somos una sola humanidad y somos una sola red de vida. Hacemos parte de un todo y ese todo nos nutre y nosotros somos responsables de nutrir y cuidar de ese todo. El árbol del jardín hace parte de nuestra naturaleza, como el perrillo que se enciende de alegría cuando la llave abre la puerta. El árbol nos necesita y nos necesita la mascota, y nuestros hijos, y cada ser que pasa por nuestra vida.

 

La paz es condición previa (no negociable) de la felicidad y todos queremos ser felices. ¿Cómo lograr que la bandera blanca ondee en el balcón de nuestros días? Trabajando en nuestro mundo emocional, con perseverancia, esperanza y método.

 

La belleza es abundante si hay belleza en nuestros ojos al mirar. Veamos la belleza de la vida y la nuestra; la del éxito y la del fracaso; la de nuestros hijos y la de nuestros padres.

Isabella Di Carlo
Psicóloga Transpersonal 

 

 

 

La vida surge de los contrastes

La vida surge de los contrastes

Como si la oscuridad fuera necesaria

para el reconocimiento de la luz,

y el dolor fuera una condición para descubrir el amor,

las dificultades parecieran allanar el camino de la vida.

 

La fluidez es producto del esfuerzo.

No existe genuina alegría

que no haya sido regada con lágrimas.

No hay un solo diamante que no haya perdido

casi toda su sustancia antes de dejar pasar la luz.

 

Si no pudiéramos ver que la vida surge de los contrastes,

no podríamos nunca nada saber de su arte.

Hasta las hojas más tiernas son sólo rocas disueltas.

Las flores han extraído su perfume y su color

de la oscuridad de la tierra.

 

No sería posible que el leño maduro nos diera calor

sin que antes una alquimia de agua y de sol

hubiera forjado en el leño verde un fuego de amor.

 

Jorge Carvajal

Hola, soy tu sistema inmune, el vehículo de tu consciencia.

Hola, soy tu sistema inmune, el vehículo de tu consciencia.

Hola, me presento: soy tu sistema inmune…una especie de cerebro periférico, compuesto por linfocitos, esos pequeños vórtices energéticos transmisores de conciencia que vehiculan tus pensamientos hasta hacer diana en cada una de las células de tu cuerpo.

Resido en tus órganos linfoides, en tus amígdalas, en tus ganglios linfáticos, en tu médula ósea y permanezco atento transitando por tu sistema circulatorio de forma incansable desde antes que nacieras y hasta que mueras.

Mi trabajo consiste en estar enterado de todo lo que pasa en cada rincón de tu cuerpo y atento a los visitantes que puedas tener, pero nunca hago nada por mi cuenta, sino que estoy a tus órdenes, para hacerte vivir y aprovechar las oportunidades que la vida te da, ya sean dolorosas, como cuando sufres una infección o un tumor, o cuándo son dichosas, como cuando comes tu plato favorito o haces el amor.

Mis cartas de poder son conocidas como citocinas y son los mensajeros que llevan la orden de trabajo de los linfocitos. Tengo muy buenos amigos y hasta enamorados, especialmente tu sistema hormonal endocrino, con el que siempre estoy abrazado. Los dos estamos siempre atentos a las órdenes de tu sistema nervioso, que continuamente nos habla, o mejor nos canta, con su melódico ritmo de día y de noche, de luz y de oscuridad, de bienestar y de emoción, de placer y de dolor, pero nunca calla, ni tan siquiera cuando duermes, ni cuando descansas, ni cuando no tienes energía…que por cierto, perdona que en esos casos yo me la lleve toda, pero es que la necesito porque es cuando más trabajo tengo, cuando enfermas o cuando te deprimes.

No solo estoy siempre alerta a lo que tú me mandes, también yo te informo permanentemente de lo que está pasando en cada rincón de tu cuerpo. Igual que tus otros sentidos, yo represento tu sexto sentido, aquel que te informa de las cosas que tu no puedes ver, ni tocar, ni degustar, ni oír ni oler. Y aviso a tu cerebro de lo que está ocurriendo para que todos nos podamos poner a trabajar en armonía, a las órdenes que tú nos des, por contradictorias que puedan a veces ser. Así tus sistemas nervioso, endocrino e inmune, encarnamos literalmente en tu cuerpo el proceso de tu conciencia.

Como yo tengo capacidad de aprendizaje, memoria y evolución, no solo soy capaz de aprender los parámetros afectivos y cognitivos que tú me enseñas y de afectar tu cerebro y tu comportamiento. Es que además transmito ese aprendizaje a cada célula de tu cuerpo, y soy tu primer embajador y especialista en relaciones públicas. A veces emulo un poco el comportamiento de tus padres, confundiendo el cuidarte con dominarte y esa situación de comunicación excepcional y privilegiada da lugar a graves conflictos; es lo que pasa cuando me haces ver enemigos en ti mismo, yo los ataco porque aunque sean tuyos dejas de reconocerlos y te doy esos problemas que llamas alergia o autoinmunidad.

Otras veces tu conciencia se queda dormida y no se entera de que algo se está pudriendo en tu interior, y entonces tú me mandas que no reconozca ni expulse a los enemigos confundidos como amigos que proliferan y se desarrollan dentro de ti en forma de cáncer.

Cuando van pasando los años y me hago viejito, entonces me cuesta más hacer mi trabajo, aunque claro mi estado de forma dependerá en gran medida de la vida que me hayas dado, porque a mí también me gusta que me cuiden y hasta que me mimen, y ya sabes que hay cosas que me hacen daño…lo más venenoso, esos pensamientos tuyos que te asaltan de vez en cuando, de rabia y de ira, de pesimismo, o de desilusión.

Es entonces cuando lo que haces, a dónde vas y sobre todo como lo vives, hace que tu cerebro me envíe órdenes maléficas. ¿Te acuerdas el cambio radical que me ordenaste cuando te separaste de tu pareja?, ¿y aquella época tan dura de stress y problemas en el trabajo?, ¿y cuando estuviste con aquella pandilla de drogas, tabaco y alcohol?. Luego vino la soledad…¿recuerdas qué mal lo pasamos?

Creo que fue entonces cuando entendiste que mi trabajo obediente y esmerado no sería suficiente para cuidar el vehículo de tu cuerpo al servicio de tu misión. Fue en aquel estado ampliado de conciencia cuando viste mi dinámica no lineal, caótica, y mi sensibilidad a los pequeños cambios; fue entonces cuando entendiste que toda aquella crisis tenía el sentido de una gran limpieza de desescombro para poner los cimientos de un nuevo marco de sentido y significado.

Allí cambió todo. Empezaste a cuidar tu dieta, a hacer ejercicio y conociste el tai-chi …mmm!, qué bien para mí!…por primera vez me llegaron oleadas hormonales de autoamor … y yo hablé con tu cerebro y entre los dos pusimos en marcha su capacidad de plasticidad estructural y reordenamos tu paisaje neuronal. Buscaste apoyo en la familia y los amigos; por primera vez entendiste a tus padres y perdonaste a tu pareja; sin saber como tus hijos de nuevo se acercaron a ti, y brotaron lágrimas de dicha y de perdón para ti mismo en aquel momento que tu llamaste el gran cambio…tus ratos de meditación se hicieron estables y mucho más profundos… a cada paso yo crecí, me fortalecí y mi patrón de coordinación vibró de forma armónica con tu estado de serenidad y plenitud...acaricié las células de todo tu organismo y desaparecieron las alergias, los resfriados y sobre todo aquel cáncer de pulmón que tu médico confundió con una pulmonía. Ahora hacemos el camino juntos, buscando el sentido a través de la espiritualidad y la trascendencia…todo va cobrando sentido, eh?. Gracias por estar ahí y ser como eres!.

 

Conclusiones:
El Sistema inmune es el órgano con el que percibimos el yo, un rasgo individual que prolonga nuestra personalidad, un cerebro periférico compuesto por linfocitos, esos pequeños vórtices energéticos transmisores de conciencia que vehiculan los pensamientos hasta hacer diana en cada una de las células del cuerpo, un sexto sentido que lee el campo de bioinformación holográfico y lo expresa a través de los portales físico y mental, un auténtico eslabón de enlace entre la Conciencia y la Materia.

Dr. Tomás Álvaro Naranjo

Director del Centro de Medicina Integrativa Arjuna Tortosa

LUNA NUEVA DE ACUARIO: “El Cambio”

LUNA NUEVA DE ACUARIO: “El Cambio”

LUNAS NUEVAS – Quizás valga la pena recordar que ofrecen una oportunidad de enorme trascendencia práctica: ayudan a disolver el cuerpo de deseos. ¿Significa esto dejar de tener objetivos, motivaciones, metas? No. Disolver el cuerpo de deseos, es disolver los deseos egoístas; los que nos separan y traen sufrimiento. El deseo es el reflejo distorsionado de la Voluntad, ( la voluntad del alma). Cuanto mayor es el orden en el cuerpo de deseos, mayor es la alineación y la capacidad de manifestar Buena Voluntad.

En el trabajo con la Luna Llena construimos el cuerpo etérico, cuerpo de luz. Dicho trabajo no es posible si el cuerpo de deseos no está ordenado, son dos fases de un mismo proceso. Por esta razón el proceso de Meditación que trae profundas modificaciones a la personalidad posibilitando la alineación superior, incluye Lunas Llenas y Nuevas.

CUANDO TRABAJAR CON LA LUNA NUEVA – Desde la 13 fase decreciente, hasta la luna nueva inclusive. Se considera que incluso hasta 6 horas después de la Luna Nueva, es muy útil mantener la consciencia de Luna Nueva.

LUNA NUEVA DE ACUARIO 2019, Febrero 4

Todo el mes de Acuario trae la energía de dicha constelación, pero los días de Luna Nueva la aportan por partida doble, (tanto la Luna como el Sol están en Acuario). Acuario invita a la construcción de una cultura de la Paz, en la que la consciencia de una sola Humanidad prevalece, y con ella la consciencia de la unión con los demás reinos de la Naturaleza. Ver la unión de todo con todo lo demás es un catalizador para ser responsables. Sentir la unión, es sentir plenitud. La responsabilidad lleva a la alineación y la alineación a la plenitud.

Para que lleguemos a esa consciencia luminosa que ve la vida como interconectarla y la sirve, se requieren cambios. Tanto los tránsitos del Sol por Acuario, como los de la Luna por Acuario ( dos días y medio cada mes) como Urano todo el año, todos los años, nos interpretan con la energía que favorece esos cambios. Urano representa la Inteligencia del Alma, es decir la Inteligencia en pro del bien común. Representa también las innovaciones, la tecnología de vanguardia. Asimismo representa el Orden, la Ley y las reformas económicas, sociales y políticas que se demandan para que ese nuevo orden sea. Los cambios por tanto se darán en todo aquello que no esté de acuerdo con esa Inteligencia del Alma.

CAMBIOSi en nuestro corazón palpita el anhelo de una vida mejor para todos, si deseamos que cese el sufrimiento de miles de seres en situaciones terribles nacidas de la ignorancia, si estamos dispuestos a seguir aprendiendo, si somos conscientes de que nuestras imperfecciones y limitaciones pueden mejorar, la energía de Acuario será para nosotros fuente de progreso, inspiración y alegría.

CRISIS VS REFORMA – Lo que esté basado en principios incorrectos, falsos, involutivos, ha entrado en crisis ya y seguirá hasta modificarse. Si vemos las crisis con mirada mundana, nos preocupan, nos asustan y nos generan resistencia. La resistencia a su vez nos genera más sufrimiento. Si en cambio vemos las crisis como el trabajo que las energías superiores realizan sobre aquello que está inadecuadamente construido, veremos reforma.

Todo lo que tiene “pies de barro” entra en crisis, sea nivel personal, de las relaciones, de los gobiernos o a nivel internacional. Lo ilegal, lo egoísta, abusivo, posesivo, delictivo entra en un proceso de transformación.

El propósito del cambio es que lo que construimos sea sano, vigoroso, justo, armónico, útil a la vida. El propósito del cambio es que nosotros como constructores seamos puros, nobles, altruistas, justos.

TRANSPARENCIA – Una de las notas claves de Acuario es la transparencia. Ojalá no entendamos la transparencia sólo como lo que se vincula a otros ( captar los motivos de las corporaciones, los discursos políticos, las manipulaciones de la propaganda, de las noticias). La transparencia que más nos concierne es la nuestra. Podemos trabajar en nuestra propia pureza, nuestro autoconocimiento y nuestra alineación. Si lo hacemos estaremos navegando a favor de la corriente y este tiempo será de un enorme crecimiento.

URANO – Urano está muy activo por ser la Era de Acuario y su entrada en Tauro hará que las estructuras más arraigadas, anquilosadas, sean sacudidas. Veremos un nivel de progreso que no imaginamos.

Isabella Di Carlo

“La paz mundial es nuestra responsabilidad”, webinario Dr. Jorge Carvajal

“La paz mundial es nuestra responsabilidad”, webinario Dr. Jorge Carvajal

Los seres humanos pertenecemos a redes y sistemas que se nutren de lo que somos, pensamos y comunicamos, de manera consciente e inconsciente. En la medida en que lo reconocemos y asumimos nuestra responsabilidad, podemos construir una realidad más de acuerdo con los ideales de Paz que todos deseamos.

Si queremos cosechar la Paz en el mundo exterior, primero necesitamos cultivar las semillas en nuestro interior, tomando la responsabilidad por aquello que pensamos y hacemos y dejando a un lado el sentirnos víctimas de la vida.

En este webinario el doctor Jorge Carvajal nos invitará a dar el primer paso para transitar por el camino de conciencia interior que nos lleve a estar en Paz, para dar lo mejor de nosotros a todas las personas con las que nos relacionamos y poder así conectarnos a la corriente de la vida y la felicidad. Este webinar forma parte del Plan a 5 años para Restaurar la Red Armónica del Planeta, cuya temática principal este año es la Paz en la Tierra.

Los invitamos a acompañarnos en el Camino de retorno al Ser que somos dando nuestros mejores frutos, para construir entre todos la Paz que la humanidad y la Tierra necesitan.

Para ver el webinario, pincha aquí.

Sobre el Dr: Jorge Carvajal

Médico cirujano de la Universidad de Antioquia (Colombia). Escritor, docente, investigador, con cuarenta años de práctica clínica dirigidas a la integración de diferentes sistemas médicos. Creador de la Sintergética y Manos para sanar. Es presidente honorífico de la AIS –Asociación Internacional de Sintergética-.

 

Viaje de retorno al Ser 4

Viaje de retorno al Ser 4

DIA 4: OBSERVA COMO HABLAS, EL MODO, EL TONO

Reconocer el cuerpo es reconocer nuestra tierra, el terreno necesario para el desarrollo de la semilla espiritual que somos.

En este camino hacia el ser, sigue tu proceso de observarte, de despertar a tu conciencia.

Hoy te proponemos prestar atención a la manera en que hablas:
El modo, el tono que utilizas.
¿Expresas prisa o agresividad al responder?
Recuerda que con tu palabra creas condiciones de vida.
¿Qué estas creando, sembrando en ti, en los demás, en el planeta con tus palabras?

Hoy puedes asumir la responsabilidad y la paz en tus palabras.

Viaje de retorno al Ser 3

Viaje de retorno al Ser 3

DIA 3 “CENTRA TU ATENCIÓN EN LA RESPIRACIÓN”

Continuamos está primera semana despertando nuestra conciencia a través de la autoobservacion como una manera sencilla de acercarnos al Ser que somos y asumir con gozo la responsabilidad como método de paz.

Hoy durante todo el día trata de llevar la atención a tu respiración,
sé consciente si respiras superficialmente y con bondad, opta por respirar suave y profundo.

 

Viaje de retorno al Ser 2

Viaje de retorno al Ser 2

DIA 2 “CENTRA TU ATENCIÓN EN CADA MOVIMIENTO QUE REALIZAS”

Continuamos en el proceso de autoobservación como un método de entrenar la capacidad de atención, de darnos cuenta, de salir del automatismo, de la programación, de las respuestas condicionadas por nuestras creencias o prejuicios.
Hoy trata de centrar tu atención en cada movimiento que realizas durante el día, observa cada paso que das, date cuenta de tu actitud al moverte.

 

Translate »